Pemex, empresa que deja pobreza y devastación a su paso: comuneros


,

Ángeles González Ceballos/ Tierra Blanca, Ver.- En el marco del 85 aniversario de la Expropiación Petrolera y en el día en el que el presidente Andrés Manuel López Obrador convocó a una megamarcha en la Ciudad de México; decenas de habitantes de diversas comunidades rurales de este municipio, protestaron en el llamado campo Ixachi, por el saqueo, pobreza y devastación que Petróleos Mexicanos (Pemex) ha dejado a su paso.

 

Comuneros rurales de Tierra Blanca como Joya de la Pita, la Barahunda, Joachin y poblados chinantecos, señalaron la segregación de Pemex, a pesar de la enorme riqueza que se extrae de sus suelos en el campo Ixachi.

 

Pemex sólo ha saqueado el agua, ha destrozado los caminos y ha producido una grave contaminación y abandono.

 

Mónica Uscanga, estudiante del telebachillerato de La Barahunda, manifestó que les dijeron que tendrían el apoyo de Pemex para arreglar los salones de la escuela, pero no han hecho nada.

 

«Nosotros tenemos que estar afuera de los salones, al aire libre con el sol que está súper fuerte en esta localidad.

 

Hay muchos compañeros con alguna discapacidad, nuestro salón de actos cívicos está al aire libre, no tiene techo, ni lona. Los salones tienen daños por las vibraciones de los camiones, nuestros salones ya están muy viejos, no podemos estar adentro, las aulas son un peligro», aseguró.

 

Detalló que en diversas ocasiones han solicitado el apoyo a Pemex, la última vez fue hace seis meses, pero no pasa nada.

 

Otro de los inconformes, Rodolfo Rosales, refirió que el gobierno Federal dice que los mexicanos somos ricos, que el petróleo es de todos, «pero no, nada más es de unos cuantos, porque a nosotros no nos toca nada», aseguró.

 

Los inconformes señalaron que Pemex, con sus camiones, dañó un puente, pero prometió que lo arreglaría, sin embargo, no ha cumplido.

 

«Del puente tenemos una gran necesidad, hay riesgo de que haya un accidente mayor, de alguien que pueda fallecer porque quedó angosto», dijo un comunero de El Abisal.

 

En su oportunidad, Adriana Mora, de la comunidad El Jícaro, refirió que el puente Estanzuela es de un sólo carril y constantemente ocurren accidentes por el grave deterioro en el que se encuentra.

 

«Pemex utiliza ese puente y con la maquinaria pasan por el bordo arriesgando a sus trabajadores. ¿Qué beneficio nos trae Pemex aquí si no compone ni lo que está utilizando?, al contrario, lo está descomponiendo», reprochó.

 

Agregó que hace poco llegó un «encargado», entonces sí taparon los baches para que esa persona pasara, por ello cuestionó que remedien de manera temporal y no de manera definitiva para la seguridad de los habitantes.

 

«Na más pasaron, todo el día anduvieron raspando para que la persona pasara, entonces compusieron para los de Pemex, entonces ¿nosotros no valemos?, ¿nada más valen sus trabajadores?, entonces que no ocupen nuestras tierras», exigió.

 

Además, aseguró que nunca pagaron los derechos de vía, pero sí les pidieron papeles de las tierras y nunca vieron el dinero.

 

Asimismo, Cristina Galán Chino, exigió que a Pemex cumpla con todo lo que prometió, ya que ha destrozado los caminos, «prácticamente comemos polvo, ya no vivimos bien».

 

Los daños afectan a la gente de La Candelaria, de Plan de la Villa, entre otros.

 

Dijo que no tienen un parque, no tienen sus calles pavimentadas, no hay buenas escuelas, lo único que hizo fue una clínica y «creen que nos dieron atole con el dedo».

 

Asimismo, la agente municipal Petronila Rosales, sostuvo que no han dado trabajo a la gente de las comunidades, porque traen a su gente de fuera.

 

«No ha habido nada, por eso hoy 18 de marzo, que es día de la Expropiación Petrolera, el pueblo decidió hacer esta marcha pacífica, queremos que Pemex nos escuche.

 

Que vea todas las necesidades que nuestro pueblo tiene, La Barahunda no nada más es Barahunda, hay muchas comunidades. Los caminos, todo está pésimo, queremos que nos escuchen, que nos echen la mano porque sí pueden, Pemex es una empresa superior, nosotros tenemos muchas necesidades, aquí todos somos una sola voz», afirmó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *