El ganador de la protesis fue Gerardo de Cosoleacaque al sur de Veracruz; viajara a Chihuahua por su nueva pierna


, ,

Video del reportaje https://fb.watch/j8hK8M59Jy/?mibextid=awm2gE

Mari Carmen Rosas/Cosoleacaque

Gerardo es un joven que hasta hace poco se dedicaba al campo en la pequeña comunidad indígena de los Mangos que se encuentra a una hora de camino de la cabecera municipal de Cosoleacaque al sur de Veracruz.

El 21 de junio del 2022  Gerardo perdió una extremidad de su cuerpo, él y su padre regresaban en motocicleta de vender cilantro y quelite de la cosecha, de repente un automóvil los embistió y perdió la pierna izquierda, relata.

“Ese día yo fui a vender mi producto del campo y ya de regreso, ahí fue donde el taxi nos invadió, y ya al instante me amputó la pierna”, recuerda Gerardo el momento de la tragedia que le cambió la vida.

El accidente ocurrió sobre la carretera  Zaragoza Cosoleacaque, el taxista responsable del accidente impactó a los campesinos, hasta la fecha la aseguradora Quálitas no se ha hecho responsable de pagar el seguro a los afectados.

 

Desde entonces Gerardo quedó atado a la cama, a una silla de ruedas y al uso de muletas, imposibilitado para apoyar a su padre en la milpa. El señor Ezequiel tuvo que regresar  al trabajo en diciembre del año pasado, aunque no está al 100 por ciento recuperado debe de trabajar para sostener los gastos de la casa.

“Pues pasaron ocho meses, ocho meses que estuvimos sin trabajo, y ahora luego de recuperarme, pues yo empecé a trabajar ahí, la verdad me da mucha tristeza, porque siempre habíamos trabajado juntos, el trabajo era cada quien, pero siempre lo hacíamos juntos, y de diciembre para acá empecé a trabajar ahí en campo sembrando, sembrando maíz, regando el maíz, abonando el maíz, pues no fue fácil la verdad”, expresa con tristeza Ezequiel Jiménez Santiago, Padre de Gerardo.


El señor Ezequiel sabía que ni trabajando por años podría reunir el dinero para una prótesis para su hijo, y es que en el campo hay  que invertir en abono, en semillas… y solo da para ir sobreviviendo, en ocasiones alguna plaga o inundación acaba con la cosecha, comenta.

Los sueños de Gerardo se vinieron abajo, recién casado y con ganas de formar una familia con hijos, construir una humilde casa y seguir trabajando en el campo o de albañil.

Ahora, para apoyar a la economía del hogar, vende recargas y ayuda a sus vecinos a pagar sus servicios, esto le deja ganancias de 100 a 200 pesos semanales ya que en la comunidad de los Mangos hay solo alrededor de 8 familias.

Navegando en redes sociales Gerardo se enteró de un concurso para ganarse una prótesis, y apoyado por amigos, familiares y muchas personas de la zona de Veracruz hicieron que se viralizara y obtuvo el primer lugar.

El concurso se llamo “Vamos X un Sueño” cada uno de los participantes de la República Mexicana contaron su historia y al final quedaron cinco finalistas de diferentes estados, entre ellos, Gerardo de Veracruz, el ganador de la  protesis se eligió a través de reacciones, el joven de Cosoleacaque logró juntar 21 mil me encanta.

“Fuimos a las iglesia, fuimos al hospital, afuera, en las calles, mirabamos a alguien comiendo, y si está viendo un celular yo decía, me va a regalar un Corazoncito para mi hijo, y si, con gusto la gente nos apoyó”, Lidia Hernandez Torres, madre de Gerardo que sin saber usar un celular salió a las calles para pedir un voto para su hijo.

La familia salió a las calles con fe y confianza en Dios a pedir corazones para Gerardo.

“Ese día puse a cargar mi teléfono al 100 por ciento por qué sabía que lo iba ocupar y entonces cuando encontrábamos a algunas personas, comiendo, caminando o en el parque, entonces a cada persona veíamos como muchos candidatos, yo les decía que él estaba concursando para poder ganarse una prótesis ”, Mayreli Jiménez Hernández, hermana de Gerardo, que caminó con su madre en busca de votos.

Ahora, pronto Gerardo volverá a caminar apoyado por la Protesis y asegura que realizara actividades con su padre, quiere volver al campo y ser independiente.

El  problema de perder una pierna, no sólo afecta físicamente a las personas al limitarlas en sus movimientos y el desarrollo de sus actividades normales, sino que también las afecta social y emocionalmente, desarrollando problemas como depresión, ansiedad y baja autoestima que terminan afectando a su círculo cercano, situación que vivió la familia de Gerardo.

“Creo que la emoción más grande va ser verlo caminar, de imaginarlo si lo imagino y me gana el sentimiento, pero más me va a ganar el día que lo vea caminar”, expresa su esposa Nelsy Ceney Santiago Jiménez.

Del 13 al 17 de marzo Gerardo deberá viajar a Chihuahua, Chihuahua,  en donde conocerá a Aaron Acosta, presentador del concurso, y luego irán a la empresa de Prótesis Verástegui  para tomar sus medidas y le sea entregada su pierna y regrese a Veracruz caminando.

“Estoy agradecido con todo los que nos apoyaron, hay personas a las que no conozco bueno a muchas personas, aveces nos mandan mensaje así personas, no pues, ahí estuvimos compartiendo y apoyando, estoy agradecido con todos ellos porque por mi propio, un voto, dos votos, pues no lo íbamos a lograr”, concluye.


Aún la odisea continúa porque no cuentan con dinero para poder pagar comida y hospedaje en Chihuahua, sin embargo, la familia se encuentra feliz y confiada en que Dios abrirá las puertas y Gerardo regresará  con su protesis.

Las personas que presentan una discapacidad en México lamentablemente son comunes, ya que nuestro país ocupa los primeros lugares en cuanto accidentes, enfermedades crónicas y falta de cultura de la prevención y tratamiento.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en su último censo reporta que el porcentaje de amputados de pierna en México es de aproximadamente 780 mil personas, mientras que otros datos como el de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición, reportan que son más de 5 millones de personas con complicaciones para desplazarse (aunque no necesariamente por amputación).

También según los datos de la Academia Nacional de Cirugía, 75 personas son amputadas todos los días en el país, aunque esto incluye toda clase de miembros.

Este problema se acrecenta considerando que existen muy pocas instituciones públicas dedicadas a atender a pacientes que han sufrido la amputación de sus piernas, los cuales no tienen acceso ni a procesos de rehabilitación ni a prótesis de pierna, ya sea por su baja fabricación o por sus elevados costos.

Se estima que al año quedan amputadas más de 20 mil personas, mientras que el porcentaje de prótesis fabricadas por programas públicos es sólo de mil 500, por lo que la mayor parte de la población queda desatendida.

En Veracruz se encuentran el Centro de Rehabilitación e Inclusión Social de Veracruz CRISVER para tener acceso a una prótesis deben acudir al Desarrollo Integral de la familia municipal  y  contar con las requisitos que solicita el Dif Estatal en Xalapa y esperar en la larga lista hasta que su solicitud sea aprobada, puede llevar un tiempo de uno, dos o más años.

Requisitos  Crisver

http://www.difver.gob.mx/rehabilitacion/

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *