No hay justicia para Juan, le perforaron el corazón de un balazo al defender a su hijo de ser secuestrado


, ,

 

Mari Carmen Rosas/ Pajapan,Ver

La tragedia del 31 de octubre del 2021  en la comunidad de Ursulo Galván en el municipio de Pajapan dejó el saldo de un joven asesinado, un abuelo en sillas de ruedas, y un niño huérfano.

Aquella tarde, Daniela llegó con Obed, su actual pareja sentimental,  al domicilio de su ex esposo, y con  pistola en mano y  amenazas intentó llevarse a su hijo de 2 años y medio. 

Juan García Cruz de 30 años de edad (el padre del niño) impidió que su hijo fuera secuestrado  y esto le costó la vida,  fue asesinado con un disparo en el corazón.

“El cayó boca abajo, suspiró y murió, vomito sangre porqué con el disparo el corazón le explotó”, recuerda la familia.


El señor Carlos, padre de Juan, trató de ayudarlo, pero también recibió disparos, uno en el tórax y otro en la pierna, “vivo de milagro, casi me da en el pulmón”, él quedó en sillas de ruedas, sin poder trabajar desde entonces.


Por otro lado, Fernando quedó huérfano, ya tiene 4 años de edad y va en segundo de preescolar, el vio cómo su padre fue asesinado, y aún no se recupera del trauma.

Daniela Guadalupe Santos Fiscal “La chole” y Obed Torres Alonso fueron detenidos en enero del 2022, y vinculados a proceso por el homicidio de Juan pero hasta la fecha no hay sentencia.

Ha pasado un año y cuatro meses y la vida a cambiado para la familia García Cruz, la señora Alejandrina de 58 años de edad debe de racionar la comida.

“Antes yo trabajaba de 8 a 10 horas en el campo, ahora no puedo trabajar, ¿quién me mantiene?”, comenta don Carlos.


La señora Alejandrina, esposa de Carlos y abuela de Fernando, es una mujer adulta, cansada por los años de la vida y quien sufre de dolor en la rodilla, pero trata de no quejarse y está al pendiente de su nieto.

Para  poder subsistir Alejandrina cría pollos y gallinas, para darle de comer al pequeño Fernando, “nos ahorramos los huevos que están aquí a cuatro pesos”.  A veces algunos amigos de don Carlos llevan una que otra despensa.

No hay apoyo del gobierno federal para Carlos que está discapacitado, tampoco para Fernando que quedó huérfano, su padre fue asesinado y su madre en la cárcel por este delito.

Este viernes hay audiencia intermediaria, Don Carlos pide que se agilice el proceso para qué los responsables por la muerte de su hijo sean sentenciados.

“Solo me hacen dar vueltas, y me cambian las fechas de audiencia.  Los responsables de la muerte de mi hijo  aún no son sentenciados y temo que salgan en libertad porque nosotros somos una familia humilde y sin dinero”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *